Suturas

Sutura quirúrgica esterilizada por rayos gamma de cobalto 60. La seda natural trenzada tiene un alma torcida para aumentar la resistencia tensil,  y se somete a un tratamiento de encerado y siliconado que proporciona a la seda un acabado uniforme y suave para facilitar el anudado. La sutura tiene una longitud aproximada de 75 cm, y está montada sobre agujas atraumáticas de acero inoxidable, resistentes y suaves.

La aguja puede tener una sección redonda o triangular y curvada en medio círculo. La punta de la aguja puede ser recta o curva, triangular o cilíndrica.

Se presentan en sobres estériles de diferentes grosores. El grosor del hilo de sutura se expresa de la siguiente forma: 2/0, 3/0, 4/0, etc. A mayor número de ceros, más delgado es el hilo. La sección de la aguja se expresa con una “T” (triangular) o una “C” (redonda).

El hilo de sutura de seda es el más empleado, pero tiene inconvenientes como la expansión por absorción de líquidos, la reacción ante un cuerpo extraño y la retención de placa bacteriana. También se comercializan suturas quirúrgicas de poliglicólico y nylon.

La sutura puede ser reabsorbible o no reabsorbible.

Su función es cerrar la herida quirúrgica

Filtros activos